Calcetines apañados


Con un juego muy divertido y aprovechando que estaba un amiguito en casa, Erik aprendió a doblar calcetines. Cada día me vuelvo más práctica, jjjj, e intento que Erik me ayude lo más posible.

Aprovecha un día con una buena colada de calcetines. Haz un montón con ellos y colócalos en el suelo delante de los dos niños.

Primero pueden jugar a hacer lluvia de calcetines, para pasar un rato divertido. Después, empieza el juego sistemático.

Cada niño elige un par de calcetines iguales entre los del montón y se los coloca delante:


Una vez seleccionados, les enseñas a colocar un calcetín encima del otro, que queden bien igualados.

Después, muestras cómo se enrollan.



Una vez enrollados, un calcetín debe de abrir la boca para comerse a la culebrilla enrollada. Y ya está. Toca meterlo en la caja, y a por el nuevo par de calcetines.

¡Que os divirtáis!

0 comments:

Publicar un comentario

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    Blogger templates

    El sonido de la hierba al crecer

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba