El  niño con autismo puede tener dificultades en las siguientes áreas:

● Concentración.

● Atención.

● Organización.

● Mantenerse sentado.

Esto puede acarrear:

● Tener dificultades en hacer alguna cosa que requiera estar sentado un buen rato y estar calmado, como puede ser quedarse en la mesa durante la comida.
● Parece estar siempre en movimiento, por ejemplo, saltar de manera excesiva e inapropiada.
 
● Sus tareas en la escuela se pueden ver afectadas.
● Es olvidadizo y parece ausente.
Manejar los problemas
Nuestro objetivo es que  consiga manejar su propia vida de  una manera ordenada pero no obsesiva. La clave para conseguirlo es proporcionarle una estructura muy clara. Esto le ayudará a saber dónde está y qué se espera de él.
Da las instrucciones de manera muy específica: Asegúrate de que tu hijo entiende de una manera clara lo que se espera de él. Da instrucciones claras y concisas (ver ejemplos de comunicación adecuada)
No le agobies: No le agobies con demasiada información o instrucciones y no le des muchas cosaspor hacer a la vez, porque le puede suponer un proceso muy duro. Por ejemplo, si tiene que hacer una serie de tareas, díselas de una en una, no todas a la vez, o divide las tareas en pequeños pasos y felicítale por cada uno.
Escribe las cosas y usa ayudas visuales. Algunas ayudas visuales le pueden ayudar a organizarse:
● Un calendario ordinario, que le permita ver aquello que está planeado para la semana entrante o para todo el mes.
● Un horario. Puede ser diario o semanal.
● Recordatorios o listas
Dale un esquema u organizador: Si es pequeño, le puedes ayudar a utilizar su agenda.
Ideas para ayudarle a centrarse en una tarea
Quitar los distractores: Para ayudarle a que se centre en una tarea, intenta que haya el mínimo de distractores posibles. Esto puede querer decir, apagar la televisión y desconectar el teléfono durante media hora. Puede significar crear una área de trabajo sin pósters. Si tiene tareas que hacer en una mesa, límpiala de cualquier cosa que no sea estrictamente necesaria.
Utiliza la fórmula “Cuando… entonces”: Para mantener la atención en una tarea, utiliza la fórmula “cuando… entonces”. Por ejemplo, “Cuando hayas terminado de recoger tus juguetes, entonces podrás ver la televisión”.
Planea el tiempo. Si es difícil que esté tranquilo haciendo una tarea específica, escribe lo que quieres que haga y durante cuanto tiempo. Si es necesario, negocia el tiempo con él. Esto se puede hacer de manera muy simple, por ejemplo:
Deberes: 20 minutos
Entonces
Playstation: 30 minutos.
Puedes utilizar un reloj que determine la duración del tiempo.
Utiliza las recompensas y los contratos
Cartas de progreso. Si tiene dificultades con realizar series de tareas, haz “cartas de progreso”. La idea es poner en las cartas las tareas de manera clara así puede ver qué debe hacer y en el orden que debe hacerlo. Cuando haya tachado una tarea, entonces puede ver enseguida que es lo siguiente que debe hacer. Por ejemplo:
● Subir  las escaleras.
● Desvestirte.
● Ponerte el pijama.
● Poner la ropa en el cesto de la ropa sucia
● Venir a cenar
Actividades sensomotrices
Recuerda lo importante que es realizar a diario actividades sensomotrices.
Actividades calmantes:
-Columpiarse o mecerse
-Llevar objetos pesados e irrompibles de un lugar a otro (librotes, por ejemplo)
 -Lavar mesas u otras superficies
-Rodar o amasar plastilina u otras masas
-Pintura de dedos
-Cajas sensoriales: buscar objetos en cajas rellenas de distintos materiales
- Meterse en un espacio tranquilo y acotado: caja de cartón, bajo una mesa, en una tienda de campaña (puedes hacerla con una manta sobre dos sillas, por ejemplo)
-Escuchar música en los auriculares
-Comer alimentos saludables, como las zanahorias crujientes
- Nadar en una piscina tibia o tomar un baño caliente
- Envolverlo en una manta pesada o en una toalla tras el baño
- Abrazar (valen cojines, peluches grandes) o recibir abrazos-La Tranki puede ser una buena ayuda.
- Utilizar a TRanki
Actividades liberadoras de estrés:
-Saltar sobre una cama elástica
-Lanzamientos
- Empujar o tirar de objetos pesados (por ejemplo, una caja llena de bloques libros)
 - Apretar pelotas blandas
 - Rebotar sobre un pelota de ejercicio o una pelota grande
- Girar en un silla de rotación o en un columpio
- Comer alimentos que haya que masticar
- Aplastando almohadas o hacer que el niño sea un sándwich entre dos cojines
 - Tomar una ducha
Otras actividades
-Cajas sensoriales
-Cajas sensocognitivas
-Materiales manipulativos
-Tablas de motricidad o yoga
 
Fuente: “Educando a niños con sindrome de asperger. 200 consejos y estrategias”
 
 
 

3 comments:

Publicar un comentario

Cada palabra tuya y tu presencia son razones que nos animan a continuar. Gracias por estar ahí. ¡Feliz día!

 

Páginas

Blogroll

A Erik le gusta observar. Su mirada abarca el poder de los pequeños detalles. Conversa, juega, interactúa, sonríe, sueña, desea… Es un niño maravilloso que tiene autismo. En nuestra vida con otro ritmo, no sólo hay lucha o terapias, sino la intensidad del movimiento siempre hacia ADELANTE.
Bienvenidos a este espacio para reflexionar y conocer cómo vivimos el autismo con naturalidad.

    Nuestro perfil

    Soy la mamá de Erik, un niño precioso con el que soy feliz cada día. Recojo unas palabras de Goytisolo:

    "... nunca digas no puedo más y aquí me quedo...".

    Nuestra biblioteca

    especiales

    Con portadas de Miguel Gallardo -autor de "María y yo"-. Cuentos, testimonios, reflexiones, ensayos, artículos, fotografías y dibujos que van armando como un puzzle la realidad del autismo. Y literatura de la buena todos los meses en:

    agradecimientos

    Gracias, Fátima Collado

    El sonido de la hierba al crecer

    Blogger templates

¡Gracias por acompañarnos!

ir arriba